Bolonia (Cádiz): un lugar para escapar del mundo

Está Todo Bien en Bolonia, Cádiz - Cada Mochuelo a su OlivoCuando pienso en vacaciones, pienso en desconectar del mundo y conectar sólo conmigo misma, con mi familia, y con las personas que nos apetezca en ese momento.

Y eso hago.

Apago el móvil y conecto mis 5 sentidos con la vida.

Y me dejo mimar, sin pensar en nada. Paseamos por la playa, nos damos un baño, dejamos que el sol y la brisa nos acaricien, jugamos juntos…

Y entonces está todo bien.

Para “escaparnos” un par de días, nos encantan las playas de Cádiz, sobretodo las más tranquilas. Sin centros comerciales, semáforos ni restaurantes de comida rápida. Tan sólo naturaleza, playa y descanso.

Este año hemos descubierto Bolonia, un pequeño pueblecito que pertenece a Tarifa. En su playa siempre hay puestecitos de artesanía, ¡llevad algo suelto! Hay cosas muy bonitas.

Baelo Claudia - Bolonia - CádizEs famoso por las ruina romanas de Baelo Claudia, que fue una importantes ciudad pesquera que estuvo allí establecida durante siglos. Impresiona ver esas calles y columnas de templos pegaditos al mar. ¡Qué vistas tan bonitas tenían estos romanos! Cuando el cielo está despejado, se ve África enfrente.

Se puede ir andando cómodamente desde el mismo pueblo de Bolonia. Llevad el DNI, los europeos tenemos la entrada libre.

 

Duna de BoloniaOtro punto interesante para visitar es el monumento natural Duna de Bolonia. Hay un sendero para recorrerla, aunque nosotros subimos desde la playa. Las vistas son impresionantes.

Igualmente se llega nadando desde el mismo pueblo, así que si estáis alojados en Bolonia, no necesitaréis el coche ni para ir a la playa, ni a las ruinas, ni a la duna. Incluso para comer hay variedad suficiente de restaurantes en la zona.

 

Papá Mochuelo os recomienda el atún, pescado allí mismo y tan fresco que no ha tocado el hielo, palabras de la cocinera del Restaurante Otero. En cambio yo, Mamá Mochuela, os recomiendo las riquísimas pizzas vegetarianas del Dogville resto-bar, que además está enfrente del lugar donde nos alojamos.

 

La Hormiga VoladoraEl Hostal La Hormiga Voladora es un sitio ideal para ir en pareja o en familia. Es un cortijito, con las casitas-habitaciones colocadas alrededor de pequeños patios, donde los peques pueden jugar sin problemas. Algunas habitaciones son apartamentos, con cocina, ideales para alojarse en familia. Nos encantaron el trato del dueño y la limpieza del sitio.

Se puede bajar andando a la playa, la tiene ahí mismo.

 

Desayuno con Vacas en BoloniaTambién se puede ir andando a desayunar (no hay cafetería en el hostal) al Hostal Ríos. Desayunar con estas vistas nos alimenta el cuerpo y el alma. Y estas vacas pastando con vistas al mar son ideales.

Y si después quieres darte un masaje, hay un chico que los hace allí mismo, en la arena de la playa. Esto igual lo pruebo la próxima vez que vaya a Bolonia, porque volveremos seguro.

 

Sirocco BoloniaOtras cositas que hemos dejado para la próxima visita (porque no las conocíamos) son La Semilla (mirad su web). Y el chiringuito Sirocco Bolonia, que tiene muy buena pinta, con esas hamacas y columpios. Esto a las mochuelitas les encanta. Además tiene césped, hacen conciertos, y dan clases de surf. ¡Tengo que aprender algún día! Me ha gustado mucho el reportaje que han hecho de este sitio en Andalucia Diary (en inglés), con fotos espectaculares.

 

Para visitar los alrededores de Bolonia ya sí que tenemos que coger el coche.

Tarifa - Kite Surf - Cada Mochuelo a su OlivoPodemos irnos al Hotel Arte Vida de Tarifa. Un lounge bar increíble donde tomar un refresco mirando las cometas de las personas que hacen Kite Surf, escuchando musiquita chill out, o lo que quieran poner, con las peques jugando en el césped o en la arena.

Allí nos hicimos Papá y Mamá Mochuelo una de nuestras fotos preferidas.

La clientela es gente joven, deportistas, hippies, familias jóvenes con peques… Muchos van a pasar el día en los pinares que hay junto al hotel, con sus caravanas o sus coches.

 

Si echáis de menos un poquito de marcha, Tarifa, la ciudad del viento, no queda lejos y tiene muchísimo ambiente. El centro está lleno de callecitas con tiendas, bares de tapas y copas, y plazas peatonales para tomar algo con los peques. En verano hay músicos de distintos estilos que amenizan las noches.

Visitamos el bar de vinos y tapas La Antigua, en una calle muy animada, aunque el servicio fue un poco lento para nuestro gusto. Nos sorprendió mucho una tapa que llevaba mermelada de rosas. ¡Os la recomiendo! Si no fuese por esa mermelada, tal vez hubiese olvidado este bar y no lo estaría nombrando aquí.

 

Faro y Tómbolo de Trafalgar, Los Caños, Cádiz

Unos amigos nos recomendaron visitar el Faro de Trafalgar y el Tómbolo de Trafalgar, un monumento natural situado en Los Caños de Meca. Así que en nuestro camino de vuelta a Sevilla, paramos a dar un paseo por allí y bañarnos en la playa.  Esta playa es ideal para niños porque tiene muy poca corriente y profundidad.

Allí puedes ver paisajes como éste de las fotos de abajo, con la arena de la playa invadiendo la carretera hasta el punto de enterrar de esta manera estas señales de tráfico. Nos sorprendió muchísimo.

Bicicleta y señal de tráfico enterrada - Los Caños de Meca - Cada Mochuelo a su Olivo SAMSUNG CAMERA PICTURES

Aquí os dejamos un mapa con todos estos lugares señalizados. ¡Esperamos que os guste!

 

¿Vosotros conocéis alguno de estos sitios? ¿Tenéis alguna recomendación sobre la zona que no hayamos nombrado? Dejadnos vuestros comentarios para que tanto nuestros lectores como nosotros mismos los tengamos en cuenta en nuestra próxima visita. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *