Cómo portear cuando hace frío

Invierno-en-Cada-Mochuelo-a-su-Olivo

Cuando bajan las temperaturas bajan también nuestras prendas de invierno de los altillos.
Cuando sube el frío, suben abrigos, gorros, botas, etc de los trasteros.

Pero, ¿cómo vestimos al bebé para el frío?

Es importante que siempre recordemos que nuestros bebés sienten la temperatura exactamente igual que nosotros. Al igual que los adultos los habrá más o menos frioleros, pero ellos sienten el frío y el calor igual. Aparte están, claro, los recién nacidos, que aún no pueden autorregular su temperatura corporal, y lo ideal para ellos es estar piel con piel con mamá (o papá).
Pero vamos a hablar de bebés un poquito más grandes.

A la hora de vestirlos debemos tener en cuenta si son bebés que ya se mueven mucho (corren, bailan…), o si son aún grandes dormilones o bebés tranquilos. A los primeros les vestiremos con el mismo número de capas de ropa que llevemos nosotros. Si es un bebé del segundo grupo, le pondremos una capa más. Es decir, le pondremos un body, una rebeca o una chaqueta más que lo que nosotros llevemos. A veces incluso un leotardo bajo el pantalón. Nosotros somos muy fans de los gorros y los calentadores.

Por la cabeza perdemos calor, por eso a los recién nacidos se les pone un gorrito al nacer. Si tienes frío, prueba a ponerte un gorro, aunque estés en interior. Y luego nos lo cuentas.

wool_tubes_03Los calentadores, tanto para piernas como para brazos, ayudan a que no se nos enfríen ni pies ni manos. Yo los uso para escribir en el ordenador y seguro que son ideales también para tocar la guitarra. Para los bebés es un complemento genial cuando los llevamos en el portabebés y se les sube el pantalón. Si llevan debajo (o incluso encima del pantalón) sus calentadores, estarán protegidos del frío y el aire. Imagina que tienes que cambiar el pañal de tu bebé en un sitio que hace frío. Con sus calentadores seguirá teniendo las piernas abrigadas.

Y lo bonitos que son, que todo hay que decirlo.

 

Abrigos y Cobertores para Portabebés:

Mam-Motherhood-Coat-blackbirdCuando llevamos a nuestro bebé en portabebés, y tenemos que usar abrigo, es un poco problema si no tenemos las prendas adecuadas. Ajustar un portabebés, el que sea, sobre un abrigo, no es tan fácil y cómodo como poder llevar el portabebés bajo un abrigo diseñado para ello.

Existen diferentes opciones y materiales en abrigos de porteo. Algunos se pueden usar desde el embarazo e incluso cuando nuestro bebé ya camine. Otros son impermeables. A nosotros nos gustan sencillos, de polar (poliester). En Sevilla, donde vivimos, tampoco hace demasiado frío ni llueve tanto. Si viviésemos en un sitio con temperaturas más bajas y/o lluvias frecuentes, escogeríamos uno impermeable, o con lana. Entre tanta variedad encontrarás muchos abrigos que se adapten a vuestras necesidades.

Elige el que más te guste, vas a llevarlo mucho tiempo puesto.

cobertor-mam-winter-chocolate-Los cobertores de porteo son una alternativa ideal para familias que quieren seguir usando sus propios abrigos, o se alternan el porteo del bebé, y no quieren un abrigo de porteo para mamá y otro para papá. (La familia Mochuelo somos “de esos”).

La mayoría de ellos viene con un gorrito a juego para el bebé y algunos son auténticas monadas, ¿no os lo parecen?

Con un cobertor de porteo puedes seguir usando tus propios abrigos siempre que uses el portabebés al frente, sobre tu pecho. Puedes usarlo, por supuesto, también para portear a tu bebé sobre la espalda, siempre que no necesites más abrigo sobre tu pecho.

¡Feliz otoño, mochuelitos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *