Cómo portear en verano o cuando hace calor

Portabebés en la Playa - Verano - Cada Mochuelo a su Olivo
Portabebés africano en la playa. Tela de algodón con una sola capa sobre el bebé.

Quienes estáis leyendo esto sabéis de las muchas ventajas del porteo, y porteáis haga frío o calor. Seguramente lo hacéis incluso en contra de la opinión de familiares, amigos y opinadores varios. Pero, ¿realmente se pueden (o deben) usar los portabebés cuando suben las temperaturas?

¡Pues claro que sí!

Ante todo vamos a tener siempre presente la primera norma del porteo seguro: usar el sentido común.

La familia Mochuelo vivimos en un pueblo de Sevilla (España), cerca de la capital. En verano solemos sobrepasar los 40 grados. Viviendo en un sitio donde el verano empieza en Mayo y termina en Octubre, no nos queda otra que portear con calor. De hecho, ni nos lo planteamos. Hace calor, sí, buscaremos la forma más fresca de portear.

¿Sabías que un bebé pasa más calor en un carrito que sobre el cuerpo de su mamá, papá o cuidador?

No es algo tan raro. Los bebés sudan en los carritos cuando hace calor. También sudan en el portabebés. Pero cuando llevas a tu bebé pegado a tu cuerpo, eres consciente de su temperatura. Si tu bebé está ardiendo y sudando, te darás cuenta enseguida y le pondrás remedio sobre la marcha. Aquí estamos aplicando el sentido común del que hablábamos antes.

Hace calor, para ti y para vuestro bebé. Eso no lo podemos cambiar. Pero sí que podemos tener en cuenta ciertas premisas a la hora de…

Portear en Verano

  • Mochila portabebés, verano y lactancia
    Lactancia en portabebés

    Evitar salir a la calle en las horas centrales del día, cuando aprieta más el calor. Ésta es una de las recomendaciones básicas para prevenir golpes de calor. Con más razón si tenemos un bebé. Aprovechad las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde para dar vuestros paseos.

  • Hidratación: bebed líquidos con frecuencia. Los dos. Si tu bebé es pequeñito, notarás que te demanda más teta durante el día, aunque sólo dé sorbitos pequeños. Si no lo hace muy a menudo, ofrécele tú el pecho. Cuando la lactancia materna es exclusiva (el bebé sólo toma teta), no hace falta ofrecerle agua aparte del pecho. La leche materna, al principio de la toma, es más líquida y se va haciendo más densa según el bebé va mamando. Haciendo tomas cortas y frecuentes, tu pequeño se estará hidratando correctamente. Observa que sigue mojando el pañal regularmente.
  • Sombrillas asiáticas
    Sombrillas asiáticas de colores

    Usad prendas ligeras y transpirables. Ropa holgada, de tejidos naturales. Tu bebé sólo necesitará su pañal y un body.

  • Protegeos del sol. Si no podéis evitar salir cuando hace sol, como cuando vamos a la piscina, a la playa, etc., no olvidéis la protección solar. Usad también protección física como gorras o sombreros, e incluso sombrillas. Las hay muy chulas y las puedes combinar con tu portabebés, con tu bolso, tus sandalias… A nosotros nos gustan mucho las de estilo asiático.
  • ¡Mojaos! ¿Sabes esos vaporizadores para perfume que venden en todas partes? Lleva uno con agua siempre en el bolso y divertíos mojándoos siempre que os notéis acalorados.
  • Bandolera de agua
    Bandolera de agua

    Elegid un portabebés fresco. En este punto nos vamos a parar un poco. Al igual que con las prendas de vestir, nos decantaremos por tejidos naturales y frescos. Vamos a hablar un poco de cada tipo de portabebés:

  • Fulares: cortos y/o anudados de una sola capa. Los que combinan algodón y bambú son resistentes y absorben el sudor. Como transpiran bien, nos sentimos frescos y cómodos. También son muy buena elección los que tienen lino, cáñamo o seda. Incluso los 100% algodón, cuando el tejido es de jacquard, son finos y frescos.
  • Bandoleras: el portabebés estrella del verano. Una sola capa de tejido, colocado en diagonal alrededor de tu torso. Las bandoleras portabebés pueden estar hechas a partir de fulares, o bien ser especiales como el Tonga (para niños que ya se mantienen sentados) o las bandoleras de agua, hechas con un tejido especial muy transpirable y que no se queda mojado. Con estas últimas puedes bañarte en la playa y en la piscina.
  • Mochilas: fáciles de poner y quitar, las mochilas portabebés son nuestras aliadas para nuestras excursiones veraniegas. Aunque suelen ser para niños que ya se mantienen sentados, hay algunos modelos para usar desde el nacimiento y mientras que son pequeñitos.
  • – Mei Tais: portabebés de origen asiático que ha evolucionado hasta llegar a los mei tais que conocemos hoy en día. Se suelen hacer de manera artesanal. En Cada Mochuelo a su Olivo damos la opción de encargarlo al gusto, combinando telas 100% algodón.

 

¡¡¡Feliz verano!!!

Que disfrutéis mucho de estos días de calor junto a vuestros chiquitines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *