Crianza con apego y decrecimiento

gordoCrianza: si nos seguís con frecuencia seguro que ya sabéis que los mochuelos criamos “con apego”. Y además compartís con nosotros todo lo que esto implica. Como curiosidad os queremos contar que algún padre que nos ha visitado nos ha preguntado, ¿pero se puede criar de otra forma? Pues sí, se puede. Pero no nos gusta.

Decrecimiento: ¿pero qué es esto de decrecimiento? ¿Esto es nuevo en Cada Mochuelo a su Olivo? Bueno, esto es una teoría que aparece en nuestro “quienes somos” y que quizás hasta ahora no hemos desarrollado como es debido, pero que, cuando nosotros la conocimos, nos sorprendió y nos cambió la vida.

La teoría del decrecimiento es muy antigua y hay mucho escrito sobre el tema, libros muy gordos de gente muy lista a quienes nos imaginamos con gafas y mordiendo un lápiz mientras piensan, pero que es bastante sencillo de explicar.

Todo gira alrededor de la Ley de Paretto. La famosa ley que describe que el 20% de la población disfruta del 80% de los recursos. Esto implica que el 80% de la población disfruta del 20% de los recursos. Un mijita desigual, ¿no os parece?

Vale, muy bien, mochuelitos. Ahora me siento culpable por tener Internet, zapatos y el frigo lleno. Bueno, tampoco se trata de eso. Yo no me siento culpable. No puedo cambiar donde he nacido, ni el resto del mundo. Pero si puedo, ¿por qué no voy a vivir lo mejor que mi economía me permita?

La teoría del decrecimiento nos hace reflexionar sobre una idea. Mira a tu alrededor, los objetos que te rodean: ropas, muebles, televisión, objetos decorativos….. Todo lo que te rodea. Si todo hubiese sido fabricado en la calle de atrás de donde vives, con los costes salariales de donde vives y al precio de los materiales de tu sitio de residencia, ¿podrías haber pagado el valor real de lo que vale? Posiblemente no. Lo puedes comprar porque la mayoría de lo que te rodea ha sido fabricado en lugares donde el precio de la mano de obra, de las materias primas y las condiciones en las que se trabajan, permiten que las cosas tengan un precio asequible para ti, pero no para los que lo fabrican.

big elipseCirklo.svgEso es la llamada globalización. Yo digo que la globalización es mentira. En la globalización todos los extremos son equidistantes del centro. Lo que tenemos es la elipsación, donde hay extremos más alejados que otros del centro.

¿Qué soluciones propone la teoría del decrecimiento para resolver el problema? Pues las teorías más moderadas y sensatas nos proponen realizar nuestro consumo responsable, adquiriendo bienes de verdadera necesidad (reduciendo nuestro consumo), reciclables, reutilizables y de calidad.  Parece una tontería, pero siguiendo estas premisas se puede mejorar en los países subdesarrollados (y sobreexplotados) y decrecer nuestro nivel de consumo de forma asumible.

No comprar por impulso, sino por necesidad.

Por ejemplo, que un bebe que no anda tenga cubiertos los pies cuando hace frío es necesario, ¿pero es necesario que tenga unos zapatos Adidas? ¿No cubre mejor el frío un buen calcetín, de los de toda la vida de lana? ¿Y si ese calcetín lo puede heredar otro bebe cuando este termine su uso?

Otro ejemplo, ¿es posible comprar un móvil que dure mas de 24 meses en la actualidad? Da igual que tenga una manzana mordisqueada o el nombre de un oligarca coreano. ¿Os acordáis de los antiguos Nokia? Carne de perro.

CALCETÍN con tomateSi un calcetín, que se puede considerar un producto de necesidad, tiene un tomate, lo que la mayoría de las personas hace es tirar ambos calcetines y comprar otro par. Porque un calcetín vale pocos euros (céntimos tal vez) y no vale la pena arreglarlo. ERROR. Siempre vale la pena arreglarlo. Cuando decides sustituirlo basándote en el precio, debes saber que hay una fabrica en Taiwan con trabajadores no cualificados (incluso niños) y sin seguridad laboral haciendo calcetines super baratos para ti, sabiendo que a los ocho meses volverás a comprar porque a los ocho meses te saldrá un tomate en el calcetín, y su producto es más barato. Si la empresa americana o europea, que sostiene esa fabrica viera que su cliente sólo compra calidad, tendría que tener en la fabrica trabajadores cualificados, mejor pagados y con ciertas condiciones de seguridad. El calcetín hay que comprarlo bueno, y hay que remendarlo hasta que no pueda más. Y luego comprar otro igual, con igual calidad o mejor, para que dure lo más posible.

Nos hemos acostumbrado a usar y tirar, y esto es lo que provoca el nivel de consumo tan alto en los países desarrollados, y el bajo nivel de vida de los países “fabrica”. Reciclando, dando segundas vidas a nuestras compras, y exigiendo calidad, es como realmente vamos a hacer que nuestra economía decrezca y el sistema sea verdaderamente globalizado.

En Cada Mochuelo a su Olivo estamos convencidos de esta teoría, y por eso en nuestra tienda sólo vendemos productos de calidad. Nuestros artículos son más duraderos. No son de usar y tirar. Además apoyamos la reutilización y el trapicheo de nuestros portabebés.

Pop_In_Pack_10___5368a07e93dbe_200x200Te recomendamos releer nuestro artículo para saber si vale la pena usar pañales de tela. En la crianza en verde, ésta es una de mayores acciones de decrecimiento que puedes realizar. En este artículo podrás usar nuestra calculadora para ver cuánto ahorrarás usando pañales reutilizables.

Seguimos trabajando por la crianza con apego y el decrecimiento, y pronto vamos a abrir nuestra sección de portabebés de segunda mano: mochilas y fulares de ocasión, y otros portabebés baratos. Queremos comprar los portabebés que ya no necesitas para que otras familias puedan ser papás y mamás canguro a un precio mas asequible.

¿Qué os parece esta forma de vida? ¿Cómo practicáis en casa el decrecimiento? Nos interesa vuestra opinión. Y si te ha parecido interesante, seguramente a tus amigos también les parezca interesante. ¡¡¡COMPARTE!!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *