El móvil y los niños (algunas app y funciones útiles)

niño baterEquivocándonos en no más del 5%, podemos asegurar que el 105% de los que nos seguís tenéis móvil, y el 90% niños pequeños. Y teniendo en cuenta la especial relación entre niños y móviles, queremos explicar algunas utilidades que tiene el móvil para ayudar a la crianza de nuestros hijos.

Alguna vez, seguro que has pensado, ¡qué suerte! Mi hijo es superdotado. Sabe usar el móvil y todavía ni anda ni habla.

Siento decirte que tu hijo no es superdotado por eso, tu hijo es de la generación digital, bebé 2.0. Ha nacido rodeado de tecnología y para él es algo natural. Es como decir que los hijos de Lola Flores han nacido para cantar. Hombre, cantar cantan, pero es que en su casa solo había gente cantando.

Puedes ponerle clave al móvil si no quieres que tus peques lo usen. Yo lo he hecho, pero mis hijas han desarrollado la visión lateral y la memoria espectacularmente, así que tengo que cambiarle la clave al móvil cada 2 meses, pues es el tiempo medio que tardan en averiguarla. Al final siempre lo consiguen.

deberian-los-ninos-tener-telefono-celular_o1nitAdemas, con los móviles desarrollan antes la lectura y la imaginación. Defiendo esta teoría a muerte. Mi hija mayor no sabía escribir, pero hablaba por whatsapp con sus amigos, grabando con su voz lo que quería decir. Ahora que ya sabe leer, le encanta enterarse de los planes de los mayores mientras dormimos la siesta, cogiendo el móvil a escondidas y leyendo los distintos grupos de sus papás. No es algo que nos guste, ni que consintamos, pero si la niña me ha salido con visión lateral desarrollada, mi cabeza no da para inventarme más claves: redes sociales, bancos, emails, usuarios, móviles, el candado de la bici…

Bueno, al grano. Una de las mejores app que tiene el móvil, y que nosotros hemos usado intensamente, es la cámara. Sí, sí, la cámara. La hemos usado para enfrentarnos a las rabietas. A las rabietas intensas, las de varios minutos gritando y en el supermercado. Nosotros, cuando la niña ya no atendía a razonamientos y no salía del “yo puedo más”, cortábamos por lo sano, y le grabábamos un vídeo en plena rabieta. Y tras varios minutos más, le mostrábamos el vídeo. Ver un vídeo en el móvil es algo irresistible para un niño. Pero cuando pueden ver sus rabietas desde fuera, generalmente les da vergüenza, y paran de hacerlo, comprendiendo que esas reacciones no nos gustan ni a nosotros, ni a ellos mismos.

En una ocasión recuerdo que la rabieta fue en un supermercado. Sí, sí, los niños saben nuestros puntos débiles, y el mayor de los adultos es pensar que estarán pensando los demás adultos de nosotros. La solución que usamos en ese momento fue muy sencilla, y sorprendentemente eficaz. Me tiré al suelo con mi metro noventa al lado de mi hija y empecé a berrear igual. La gente alrededor, lógicamente, me miraba, pero sentí un apoyo especial en la sección de congelados, como si la gente dijera ¡qué cojones tiene el tío! Y la niña dejó de llorar al instante, entre una mezcla de vergüenza propia, ajena y con los ojos de todo el supermercado en su nuca. Lo recomiendo. Esta técnica la hemos visto en programas como “SuperNazzi” y “Mirmano Mayor”.

Volviendo al tema móviles, hay muchas aplicaciones que se pueden usar en la educación. Si lo buscas en Google, hay miles de listas con aplicaciones muy molonas. Yo propongo sólo las que tengo instaladas, y me gustan porque nos reímos. Y son gratis.

concurso_clanclanpicture1364758781955 (1)La mejor app es la de Clan TV. Un pelotazo: vídeos, fotos con las mascotas de clan… Aquí os enseño una foto de mi hija pequeña hecha por la mayor en uno de estos descuidos en los que te dejas el móvil encima de la mesa, te pones a hacer tus tareas domésticas, y tu hija se había aprendido tu última clave del móvil. Pero mola la foto, ¿verdad? Menudo equipo forman las mochuelitas.

Fruit Ninja: no educa nada, pero es super divertido partir fruta con el dedo a modo ninja.

Talking ginger: el gato que repite lo que dices con voz de pitufo, otra chorrada, pero que no hace daño. En todo caso a los niños les hace reír.

Motion Fart: la risa sin límites. Me encanta ver mis hijas inventando dónde colocar el móvil para que suene un pedo cuando su abuelo se levante. Muy educativo: fomenta la creatividad, las habilidades de caza y los abdominales con la risa.

smasherSmasher Zombi: nos encanta aplastar (pero que sean dibujos no animales). Es muy realista dentro de lo que puede ser un zombie más pequeño que un pulgar, con tal estructura ósea que parece que con esa cabeza es casi imposible que pueda moverse. Ideal para jugar en pareja.

Recuerda, si no puedes con tu enemigo, alíate.

Todos estos juegos pueden parecer una basura, pero nos lo pasamos bomba jugando JUNTOS, y es que existen multitud de juegos educativos, que sí que pueden venir muy bien para que niños con dos años sepan el abecedario, hagan puzzles  y toquen instrumentos. ¿Y QUÉ? Si desde pequeños juegan solos, al final tus hijos, según vayan creciendo, terminarán dándole mas importancia a su móvil que a ti. Es cuestión de tiempo y como diría Julio Iglesias “y lo sabes”. Así que aprovecha, únete a ellos y juega con tu móvil con ellos. Ya tendrán tiempo de aprender el abecedario, o a hacer puzzles cuando les toque.

En mi opinión, el móvil ya forma parte de la educación del niño, al igual que le enseñamos a comportarse en la mesa o a hacer sus tareas en la casa, le tenemos que educar a usar el móvil, algo muy difícil porque ni nosotros mismos, ya adultos, sabemos dosificarlo.

Y para eso creo que es importante distinguir los tiempos de juego con móvil y los tiempos de juego sin móvil. Hay que dar el espacio más amplio a los juegos con amigos, con nosotros, o ellos solos con su propia imaginación. Si te interesa ver algunos de los juguetes educativos dedicados a la ciencia te invitamos a que nos visites aquí. O si lo que te gusta son juegos de construcción también los vendemos aquí. Visítalos, te van a encantar, te lo prometo.

¿Que te parece este post?¿ te han gustado los juguetes que ofrecemos en la tienda? Nos encanta saber vuestra opinión.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *