Guía: 6 tips para regalar un portabebés ergonómico, ¡y acertar!

¿Cuántas cosas te han regalado que no te han servido para nada?

Cumpleaños, navidades, amigos invisibles… ¡Decenas, cientos, MILES! La mayoría de las veces con buena intención, y muchas de ellas con poco acierto. ¿A que se te vienen un montón de ejemplos a la cabeza?

Pero nada comparado con la avalancha de regalos que recibimos cuando nace nuestro primer bebé. Regalos a los que, por lo que sea, no damos uso, no nos son útiles, es decir: nos resultan INÚTILES. ¡Sin ánimo de ofender! Desde muebles para la casa como bañera, cambiador, cuna de dormir, otra cuna pero de viaje, hamaca, trona… Hasta cosas más pequeñas como sábanas de cuna, juegos de toallas, ropa mal elegida, biberones, colonias… e incluso portabebés no ergonómico o mal escogido.

Pues sí, también un portabebés puede ser un mal regalo si no se han tenido en cuenta ciertos aspectos que vamos a destacar. Así que para reducir al mínimo nuestra capacidad de fallar a la hora de elegir un portabebés apropiado, vamos a partir de una sencilla pregunta:

Los porteadores, mamá y papá, ¿ya portean o han manifestado interés por hacerlo?

Si la respuesta es negativa, puede deberse a varios motivos. Básicamente desinformación o desinterés. Si es por el segundo caso, no les regales ahora mismo un portabebés o será, como decíamos al principio, uno de esos regalos inútiles (tristemente). Aunque esta situación es reversible, y en muchos casos estos padres comienzan a interesarse por los portabebés cuando sus pequeños les enseñan que necesitan ser llevados. Es el momento de la información.

Exterogestacion

 

Para estas familias que no tienen información sobre portabebés, será mucho más útil un taller de porteo que el propio portabebés en sí. Muchas tiendas los ofertan, y aunque cada una hace una formación distinta, básicamente enseñan (enseñamos) cómo utilizar correctamente un buen portabebés ergonómico, la postura fisiológica del bebé, medidas de seguridad, etc. Pudiendo además conocer distintos tipos de portabebés, y probarlos sobre la marcha.

De esta forma habrás regalado algo verdaderamente útil: unos conocimientos muy valiosos, duraderos, que ayudarán a papás y bebé(s) a relacionarse mejor. Y con esta información, el portabebés perfecto, el que cubre sus necesidades y cumple sus expectativas, lo eligen ellos.

Fácil, ¿verdad? Ahora viene tal vez la parte más complicada, y es cuando los porteadores ya portean o saben seguro que van a hacerlo. En algunos casos te encontrarás con que ya tienen ideas muy claras: escúchalos. Tal vez sepan qué quieren, incluso la marca y el modelo, o tienen alguna en mente de qué tipo de portabebés les viene bien, y cuáles no les gustan. Pero si no te resulta sencillo averiguar sus preferencias, te vendrá bien una pequeña guía.

Fular elástico1- Elige un portabebés ergonómico. Esto significa que se adapte al cuerpo y la postura del bebé (postura ranita, con espalda curvada y rodillas flexionadas, más altas que el culete) sin modificarla ni forzarla. Que nos permita llevar al bebé en contacto directo con nuestro cuerpo. Que soporte el peso del bebé, incluída la cabeza, y reparta bien este peso por el cuerpo del porteador. Que nos permita mantenerlo pegado al cuerpo cuando hagamos movimientos como de agacharnos, y como dicen en inglés visible and kissable, es decir, a una altura donde le veamos y podamos darle un beso en la cabezita sin peligro de darle un golpe con la barbilla cuando giramos nuestra cabeza.

 

2- Ten en cuenta la edad del bebé: primera etapa. No todos los portabebés se pueden usar desde el nacimiento. Para un recién nacido lo ideal es un fular, que es el portabebés más versátil y que mejor se adapta al cuerpo del bebé y del porteador. Envuelve al bebé manteniendo su postura natural, y repartiendo su peso por el cuerpo del porteador. Podemos usarlo sobre el pecho, la espalda o la cadera, y utilizar distintos anudados, según nos apetezca.
Para recién nacidos también podemos usar una bandolera de anillas y algunas mochilas especialmente diseñadas para usar con bebés muy pequeños, como EmeibabyBondolino Caboo.
La mayoría de estos portabebés se pueden seguir usando cuando el bebé crece.

 

3- Segunda etapa, toddler. Si el bebé de la familia a quien vas a regalar el portabebés que estás eligiendo ya se mantiene sentado, significa que su musculatura es capaz de sostener su propio peso. Un fular sigue siendo muy buena opción, al igual que las bandoleras, pero a esta edad ya podemos empezar a utilizar otros tipos de portabebés como las mochilas ergonómicas, de las cuales son muy fans los papás. Algunas de ellas, como African Baby Carrier (ABC) y Emeibaby, son ampliables y duran bastantes años.
Emeibaby 575Otros portabebés que se pueden empezar a utilizar a esta edad son los de origen asiático como el meitai, el onbuhimo o el podaeggi. Estos portabebés, al igual que las mochilas constan básicamente de dos partes generales: el cuerpo (o panel) donde va colocado el bebé, que debe tener anchura suficiente para que el bebé vaya cómodamente sentado, con sus piernas en forma de M; y tirantes adaptables al cuerpo del porteador y que no carguen peso en las cervicales.

 
ringslings bandoleras4- Portabebés secundario. Tal vez tus amigos ya tienen uno o varios portabebés principales, de los que ya hemos hablado anteriormente, que usan en el día a día durante bastante tiempo. Pero siempre viene bien un portabebés de emergencia. En este caso caso un portabebés económico, para usar ratos cortos, sería un complemento ideal para ellos. Bandoleras y Tonga son portabebés que ocupan poco espacio y podemos llevar en el bolso, en el coche o dejarlo en casa de los abuelos para los momentos en los que los necesites. También para trayectos cortos como llevar al hermanito al cole, pasear al perro o sacar la basura.

 

5- Regalazo para fans del porteo. Tus amigos aman el porteo y disfrutan con sus portabebés variados. Tal vez pienses que no necesitan ninguno más, y seguramente tienes razón, pero has llegado hasta aquí buscando acertar con tu regalo y sabes que un portabebés con ciertas características les va a encantar. En este caso, bienvenido al fascinante mundo de los “último modelo”, mezclas de tejidos y “ediciones limitadas”.
Si son usuarios de fular, tal vez les guste tener alguno más exclusivo, como una edición limitada. O bien alguno con una mezcla de tejidos especial.

Hoppediz-Marrakesch-jacquard-algodon

 

6- ¿No te decides entre tantas estupendas opciones? Pide en tu tienda un cupón regalo por el importe que desees. No es un regalo tan personal, pero le sacarán muy buen provecho, ¡y así acertarás aseguro!

Feliz Porteo,

Rosa Elena Espinosa Rodríguez, Mamá Mochuela

Si te ha gustado este artículo, compártelo ^_^
Gracias por comentar, nos encanta leeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *