Juguetes de mierda o juguetes estafa

Si tienes hijos, estoy seguro que te has enfrentado a la estafa del juguete de mierda. Y si no los tienes aun, seguramente te acuerdes del juguete que te dejo con cara de estafado.

Esto es algo muy común, no creo que nadie pueda contestar con rotundidad NO, a la pregunta:

¿Te has encontrado alguna vez en tu vida con un juguete de mierda?

juguete bob esponja
Parchís de Bob Esponja por 24,99 en ToysRus

Ya hablamos hace tiempo en nuestra entrada “los regalos de mi primera comunión” sobre los regalos mierdel, aquellos que se hacen para salir del paso, sin pensar en lo que realmente le gusta al niño o a los padres.Estos regalos suponen una decepción para el que los recibe, pero también suponen una estafa para el que los compra. Si bien, la mayoría de las veces estamos deseando “ser estafados” para quitarnos el problema de pensar en el niño.

El parchís de Bob Esponja es un buen ejemplo:

* Tiene un diseño atractivo por fuera. En la caja resaltan las figuras, pero no el juego.

*Tiene un precio abusivo para el contenido.

*Es un parchís disfrazado de una figura “estrella” para los niños.

*Si a tu hijo, sobrino o amiguito le gusta Bob Esponja, a los adultos nos gusta pensar que le gustará cualquier cosa de Bob Esponja, pero ¿hemos pensado si el niño va a contar con tres personas más para jugar? ¿O al menos con una? ¿Si le gusta el parchís? ¿Si tiene edad?

En resumen, los adultos estamos dispuestos a pagar 25 pavos del ala bien por salir del paso, o bien por contentar un antojo, aunque el final sea el siguiente:

-El juego guardado al día siguiente de abrirlo.

-El adulto pensando que me la han metido. 25 euros por esta mierda.

-El niño pensará, qué chulo Bob Esponja, a ver si un día junto a mis papis y a alguien más y jugamos al Bob Esponja (ese día raramente llegará, ¿o acaso ves a 3 adultos jugando mucho rato al parchís de Bob Esponja?).

Clasificado como mierdel

 

La cuestión es buscar el regalo que active al niño, no necesariamente para que se ponga a correr, sino para que le despierte curiosidad.

La curiosidad es innata, pero también se induce. 

El juguete que mas distrae y por tanto mas divierte a un niño, es aquel que le hace pasar de interacciones más simples a más complejas y  “obliga” a la imaginación del niño a trabajar. Así podemos encontrar juegos de mesa muy entretenidos sin necesidad de pagar 25 euros, por tener la cara de Bob Esponja. O por ejemplo nuestras hijas pasan horas jugando a los Playmobil, que al principio jugaban a las historias que inducían (granja, camping), pero luego ella mismas han ido montando un universo que ya no tiene nada que ver con su caracterización inicial.

¿Esto quiere decir que no puedo regalar juguetes con el personaje de moda?

No, no si estas dispuesto a pagar un sobre precio. A veces es necesario, la ilusión del niño por ese objeto caracterizado es tal, que aun sabiéndonos estafados y que cuando abra el juguete igual ni siquiera le gusta, pero preferimos esto a regalar otra cosa y que luego el niño nos lo recrimine. Yo entiendo estos casos, y además he pecado. Pero la mayoría de los casos cuando nuestro hijo nos pide un juguete mierdel, podemos encauzarlo a un juguete decente.

¿Como hago que mi hijo prefiera un juguete educativo a un juguete de mierda?

Este es un tema que ya introducimos en el post “Como elegir el juguete educativo perfecto”, nosotros defendemos que todos los niños tienen un juguete educativo a su medida, y aunque en ocasiones les hemos regalado un libro o un puzzle y lo han rechazado, esto no quiere decir que a nuestro pequeño no le gusten los juguetes educativos, solo tenemos que encontrar su motivación.

¿Parece complicado encontrar la motivación de un mocoso verdad? Pues no lo es, es mucho mas sencillo que con un adulto. Solo hay que saber observar y descomponer.

Piensa en tu pequeño. Por ejemplo, con nuestra hija menor nos peleamos todas las mañanas antes de ir al cole porque tarda mucho en elegir su ropa. Y no se pone cualquier cosa: debe combinar. Y esto lo hace desde antes de aprender a andar, con rabietas incluidas. Estoy seguro que muchos de vosotros que tenéis hijas os habrá pasado algo parecido (me extraña que tan exagerado como la nuestra). Pues el ejercicio seria el siguiente:

violetta*Observar: Mi hija es una fashion victim, le gusta ir a la moda, las Monster Highs, pintarse los labios y llevar el pelo largo.

*Descomponer: A mi hija le gusta combinar, acicalarse, mirarse en el espejo, ¡¡le motiva trabajar para ella!!

Con estos datos estoy convencido que si me pide el juego de maquillaje de Violeta, por solo 21,95 en Juguettos, le gustará, pero a mí se me va a quedar cara de tonto.

 

 

Sin embargo, teniendo clara su motivación , y el por qué me pide este juguete, yo el 90% de las veces podré convencer a mi hija de que pruebe con “La fabrica de perfumes”

 

Donde además de acicalarse, le podemos enseñas en que consisten los procesos químicos, por qué huelen, ella podrá mezclar, desarrollar su potencial olfativo y ademas, tendrá interés por fabricar perfumes para sus seres queridos, aumentando su vínculo. Y además no me sentiré estafado.

 

Otro ejemplo de juguete mierdel son los juguetes animadosinteractivosque son los que el juguete juega y el niño mira.

Un ejemplo de juguete “interactivo” que además combina pullazo en la cartera con personaje infantil famoso, lo encontramos también en ToysRus con el nombre de “Dinosaurio interactivo Boris”.

Fíjate bien, este es el típico juguete que si te descuidas, tras una rabieta eres capaz de comprar. Lo tiene todo: famoso, a pilas, grande, a tu hijo le encantará tenerlo. Pero no creo que juegue mucho con él.  Ante esta situación, volvemos a hacer el ejercicio: observar y descomponer.

Lo puedes encontrar en www.cadamochueloasuolivo.com por 12,99
Lo puedes encontrar en www.cadamochueloasuolivo.com por 12,99

Posiblemente llegues a la conclusión de que a tu hijo le gusten los dinosaurios, porque son seres que ya no existen (no dan miedo) pero son grandes y feroces, también es posible que pienses que a tu hijo le gusta el Dinotren porque le interese saber como eran los dinosaurios de verdad, tiene características de explorador. Si tu hijo quiere por 46,99 el dinosaurio a pilas que no puede chocar porque se rompe, ¿qué crees que te dirá si le ofreces excavar un dinosaurio de verdad, montarlo y ver como eran por dentro?. La respuesta el 95% de las veces sera que sí, pero no por lo que le dices, que también, sino porque el niño intuye que lo va a hacer contigo y eso es lo que mas le va a gustar. En este caso, nosotros os ofrecemos “excavaciones fosiles T-rex” por 11,99 euros.

 

Lógicamente, nosotros os ofrecemos los juguetes que comercializamos, porque estamos orgullosos de ellos por su sencillez, el conocimiento que aportan, precio e interactividad con los padres. Pero lo que de verdad queremos es que antes de gastar el dinero que tanto nos cuesta conseguir, en un juguete de mierda, hagamos una reflexión sobre qué es lo mejor para nuestros hijos y para nosotros, pues la elección de juguetes adecuados es algo que incide directamente en el desarrollo de nuestros pequeños en defendemos la teoría de:

Observar -> Descomponer -> Pensar antes de comprar

Si estas de acuerdo con nuestra visión, puedes compartirla y si no, tu comentario es bien recibido siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *