Más de 50 actividades de verano para niños

Inspirado en este post de San Diego Family.

“Summertime and the living is easy.” Cantaba Sam Cooke y nosotros lo vivíamos. Largos días de verano para descansar, llenos de pequeños placeres y diversión casera. Mucho tiempo libre para llenarlo de actividades de verano (Dale al play y escuchad mientras lees, al menos hasta que encuentres la próxima canción).

Apaga la televisión, guarda los videojuegos y comparte estas “anticuadas” tradiciones con tus niños. Con más de 50 actividades, juegos, pasatiempos e ideas, hay muchas posibilidades de que algo de nuestra lista inspire un viaje al pasado. Lleva contigo a tus hijos y ayúdales a construir maravillosos recuerdos de ellos mismos.

  1. Correr entre aspersores.
  2. Concurso de pompas de chicle.
  3. Poner música de los Beach Boys (hala, dale al play y transpórtate).

  4. Organizar partidos de fútbol entre los vecinos. O de baloncesto, voleyball, etc. Cualquier cosa a la que podáis jugar con una pelota.
  5. ¿Tus hijos no paran de enredar? Enséñales a jugar a hacer figuras con cuerdas. Encuentra instrucciones paso a paso y fotos en esta web: If You Love to Read (en inglés).
  6. Bastante populares también entre los niños de hoy, los hula hoops son divertidos y una buena forma de hacer ejercicio. Mirad quién consigue bailarlo más tiempo. Saltad a través del aro como si fuese una cuerda de saltar. Estableced una pista de obstáculos con ellos, creando estaciones en las que haya que realizar diferentes tareas como por ejemplo hacer girar un aro 10 vueltas seguidas, girar 2 aros a la vez (uno en cada brazo), saltar a través de una aro sujeto por otra persona…
  7. Hacer un cootie catcher (podéis ver un vídeo clicando en el nombre), también conocido como adivinador, comecocos, sacapiojos…
     
  8. ¡Ir al cine de verano con un gran bocata de tortilla! A nosotros nos encanta ver pelis al aire libre y cenar mientras. No os olvidéis el insecticida.
  9. ¡Hora de jugar! ¿Cuántos de tu niñez recuerdas? El escondite, el pillar… Y un montón de esos que tienen mil nombres, pero a los que todos sabíamos jugar.
  10. ¡Lanzar un frisbee!
  11. Divertíos con juegos sobre papel: el Tres en raya, el Ahorcado, el Juego de los cuadraditos, Hundir los Barcos…
  12. Construir una casa en un árbol o un fuerte. Podéis hacerlo con cajas de cartón.
  13. Jugar a Marco Polo… o a water polo, o inventad vuestro propio juego-polo, ¡pero en la piscina!
  14. Y hablando de polos… ¿sabes cuántas manualidades puedes crear con los palos de tus helados favoritos? Mira en este tablero de Pinterest.
  15. Hacer pulsos con los pulgares.
  16. Organizar un mercadillo de cosas de segunda mano para recaudar fondos para alguna asociación benéfica, un refugio de animales, o algo que merezca la pena. Durante el mercadillo podéis organizar juegos y actividades, e incluso un desfile los días previos para anunciar el evento.
  17. Empezar una colección—conchas, cromos, minerales, postales…
  18. Después de una barbacoa nocturna, podéis tostar esponjitas en los carbones calientes.
  19. ¡Patinar! Las largas tardes de verano nos regalan oportunidades perfectas para perfeccionar nuestras destrezas sobre las 8 ruedas.
  20. Jugar a los bolos.
  21. Jugar a la rayuela.
  22. Aprender a hacer malabares.
  23. Hacer helados caseros congelando zumos o frutas trituradas.
  24. Saltar a la comba.
  25. Antes de que la televisión tuviese cientos de canales, los niños pasábamos las tardes jugando a las cartas. La Escoba, Las Siete y Media, Memoria, El Huevo (o La Mona)…
  26. ¡Globos de agua!
  27. ¿Siguen funcionando los chiringuitos, bares o restaurantes donde ibas con tus padres a cenar? ¡Ve con tus hijos! Sobretodo si son sitios con jardines o columpios donde tú solías jugar.
  28. Aprender a jugar a Jacks y practicar mucho. Aquí tenéis un vídeo (en inglés, pero viéndolo se entiende bien).
  29. Poner un puesto de limonadas en la puerta de casa.
  30. Nada más veraniego que un paseo en bicicleta.
  31. ¿Perdiste las canicas con las que jugabas de pequeño? Búscalas en tiendas de juguetes y crea mil juegos con tus hijos.
  32. Los yo-yo siguen estando de moda. Recuerda los trucos que sabías y aprende con tus hijos trucos nuevos en esta página.
  33. ¡Jugar con burbujas! Puedes comprar pomperos para toda la familia, o buscar en internet una receta para hacerlos en casa.
  34. Concurso de lanzamiento de semillas de sandía.
  35. Cantar canciones de campamento. “Ron ron ron, la botella de ron”, “La de un pirata es la vida mejor”…
  36. Formar una banda de músicos con este instrumento: el Kazoo (también conocido como pito de caña).
  37. Crear vuestros propios conjuntos de ropa y complementos para vuestros muñecos de papel.
  38. ¿Estáis de viaje con el coche y os habéis dejado los videojuegos en casa? No temáis, los “juegos para el coche” ya están aquí. Podéis jugar al veo veo. Nombrar a los animales en orden alfabético (ardilla, ballena, cigüeña, delfín…). Siguiendo con el alfabeto, busca cada letra, en orden, cada vez que pases por algún cartel. La primera persona que llegue a la Z gana. Por ejemplo: SEVILLA, te apuntas la A; CÓRDOBA, te apuntas la B… Una letra por cartel.
  39. Construye un castillo. En tu próximo viaje a la playa no olvides cubos, vasos, palas, rastrillos, cucharas, espátulas o cualquier utensilio que pueda servir para transformar la arena en un castillo, una nave espacial, un coche u otra escultura
  40. Aprende a jugar a la petanca, al criquet, al golf…
  41. ¡Tula! Hay tantas formas de jugar a Tula, y tantos nombres tiene este juego, como familias nos estáis leyendo. “Tú la llevas”, “El Pillar”, “El Coger”… Lo llames como lo llames consiste en que correr y en que hay alguien que “la queda”. Recuerda tu versión del juego y practícala con tus pequeños.
  42. Si es de vuestros primeros días al sol, podéis hacer tatuajes de sol. Corta una forma pequeña, como un corazón, una estrella, una mariposa, etc. Mejor en papel de pegatinas, así te lo puedes pegar en la piel. Al final del día te lo puedes quitar y se te habrá quedado la marca blanca con la forma que recortaste. ¡No olvides usar protección solar! Incluso con ella se te quedará la marca de tu tatuaje solar.
  43. Reúne a tu familia y sentaos en el porche, terraza, balcón, puerta de casa…
  44. ¡Haz una acampada en el jardín! O id de camping con la tienda de campaña.
  45. Mécete en una hamaca.
  46. Mira una puesta de sol.
  47. Haz un viaje por carretera echando a suertes el destino. Elegid dos sitios a los que os gustaría ir, y sorteadlo a cara o cruz.
  48. Id de pesca.
  49. Saltar a pídola.
  50. Jugar a las adivinanzas.
  51. Preparar juntos un gran picnic para pasar la tarde en el parque.
  52. Hacernos con un telescopio y observar el cielo nocturno.
  53. Pasar una tarde de lluvia de verano jugando a juegos de mesa y  /o formando un gran puzzle.
  54. Organizar una fiesta del te, o un no-cumpleaños.
  55. Intentar batir un record. Visita la web Guinness World Records.

¿Este post te ha traído recuerdos de tu infancia? ¿Faltan juegos y actividades de verano en él? Cuéntanoslo todo en comentarios. ¡Feliz verano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *