.

Los más vendidos

Mochilas portabebés 

Mochilas portabebés

Las mochilas portabebés son el tipo de portabebés más popular por ser el más sencillo de usar.

Si quieres comprar una mochila portabebés, en nuestra tienda encontrarás mochilas ergonómicas para usar desde el nacimiento del bebé y hasta que tenga unos 4 ó 5 años.

Todos los portabebés ha sido testados por los clientes más exigentes: nuestros hijos.

  • Tula Free-to-Grow
    Tula Free-to-Grow

    La nueva Tula Free-to-Grow, Tula FTG, se reduce para albergar a bebés muy pequeños y se expande según el bebé va creciendo.

    ¿Qué novedades presenta la nueva Tula Free to Grow?

    Esta Tula encoge para albergar a bebés muchos más pequeños. Está pensada para portear a bebés desde 3 kg. La parte superior del panel ofrece apoyo para la cabeza del bebé sin tapar su cara.

    Nos gusta mucho que los tirantes no quedan pegados a la carita del bebé, quedando su nariz y su boca libres para respirar perfectamente.

    La Tula Free-To-Grow también crece hasta tener las mismas dimensiones de una Tula Standard (o Tula Baby).

    En cuanto al peso, está homologada para usarse desde los 3 kg que decíamos antes, hasta niños de 20 kg.

    Viene con un curioso sistema de snaps en la base del portabebés para hacerlo más estrecho y unas correas en la parte superior del panel que ayudan a acortarlo en altura. De esta forma se queda una mochila muy pequeñita, como podéis ver en la imagen.

    Cuando el bebé crece recolocamos los snaps y estiramos el panel, y nos queda prácticamente igual que una Tula normal, salvo por las novedades que os explicamos ahora.  

    Características de la Tula FTG:

    1. Cómodo acolchado en los tirantes. Los tirantes de las mochilas Tula se adaptan de una forma ideal a nuestros hombros.

    2. Estas tiras negras que veis en los tirantes ayuda a regular la altura del panel superior para que siempre se adapte a la altura del bebé.

    3. Gran bolsillo para guardar lo que necesites. Nosotros lo usamos para la capucha desmontable y una muselina pequeña.

    4. Acolchado extra alrededor de las piernas del bebé para su comodidad.

    5. Amplio cinturón acolchado. El cinturón de Tula está hecho en 3 piezas que ayudan a un ajuste perfecto en todo tipo de cuerpos.

    6. Asiento ergonómico para una postura adecuada.

    Estas preciosas Tulas Free To Grow no están hechas con loneta, sino con twill, un tejido muy agradable al tacto y 100% algodón.

    En Tula suelen hacer las mochilas con el panel en tela decorada, pero el cinturón, los tirantes y la capucha normalmente vienen en colores sólidos (gris claro, gris oscuro, negro, azul marino y algunas ves en otros colores como turquesa, morado, amarillo o incluso coral).

    Las Tula Free To Grow son complemente estampadas, incuyendo el cinturón, los tirantes, la capucha desmontable e incluso el interior. Y las acompañan preciosos detalles como el broche del cinturón con el logo de Tula en relieve, que es una chulada, y una nueva etiqueta en el bolsillo.  

  • Tula Baby
    Tula Baby

    Las mochilas portabebés Tula Baby se pueden utilizar desde que el bebé se mantiene sentado.

    Para portear delante y a la espalda. Fácil de usar. ¡Las piernas no cuelgan! Diseñada para proporcionar un asiento ancho y una correcta y natural posición ranita (piernas en forma de M), la postura óptima tanto para piernas como para caderas.

  • Tula Toddler
    Tula Toddler

    La mochila portabebés‬ TULA Toddler Carrier está diseñada para llevar a niños desde 18 meses (y /o más de 9 kg) hasta más de 4 años de edad.

    Recomendamos NO usar la Tula Toddler con bebés por debajo de los 80 cm.

  • Liliputi
    Liliputi

    Las mochilas Liliputi son muy bonitas y se pueden usar desde que el bebé se mantiene sentado hasta que dejéis de portear.

  • Caboo + Organic, Caboo DX y Caboo NCT
    Caboo + Organic, Caboo DX y Caboo NCT

    Las mochilas Caboo reúnen las mejores características de los mejores portabebés:

    • Como un fular elástico, se adapta al cuerpo del bebé punto por punto, ajustándose a su fisionomía y repartiendo su peso correctamente. El bebé queda sentado, con su espalda arqueada y sus rodillas más altas que el culete, en perfecta "postura ranita".
    • Como una mochila, no hace falta hacer anudados. Es fácil y rápida de colocar. Reparte el peso del bebé sobre nuestros dos hombros y nuestra espalda.
    • Como una bandolera de anillas, se puede ajustar con unos sencillos movimientos, deslizando la tela por las anillas que trae en los laterales.